¿Cuáles son los derechos de niñas y niños?

Descarga el texto oficial de la Convención del Derecho del Niño y sus tres protocolos facultativos

Todo lo que puedes averiguar aquí

Los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes deben ser respetados

La Convención de los Derechos del Niño es un tratado internacional aprobado el 20 de noviembre de 1989 por la Asamblea General de Naciones Unidas, que establece una serie de derechos que aseguran la protección y cuidados especiales de niñas y niños. 

En 1990, Chile ratificó este convenio internacional, comprometiéndose junto a distintos países del mundo a avanzar en el cumplimiento de sus derechos, los que se basan en cuatro principios fundamentales: La no discriminación; el interés superior del niño/a; derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo; participación y respeto por la opinión de niñas y niños.

Convención de los derechos del niño y de la niña

La convención

La Convención de los Derechos del Niño es un tratado internacional de las Naciones Unidas (ONU), encargado de garantizar y proteger los derechos de todas las niñas y niños del mundo. Fue firmado en 1989 y cada Estado que adhiere a él se compromete a cumplir sus principios. La CDN está compuesta de 54 artículos que reconoce a niñas y niños como sujetos de derecho y otorga a las y los adultos la responsabilidad de velar por su cumplimento.

¿Por qué es tan importante?

Porque es un tratado enfocado específicamente en los derechos de niñas y niños, que los reconoce como sujetos de derecho y en el que los Estados parte se comprometen a garantizar la protección de la infancia.

Historia sobre los Derechos del Niño y de la Niña

A principios del siglo XX, la Liga de las Naciones, la primera organización internacional, conformada por 58 estados miembros, con el objetivo de mantener la paz mundial, adoptaron en 1924 las Declaración de Ginebra de los Derechos del Niño.

En 1946, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el nuevo organismo internacional creado para la colaboración entre los estados miembros, aprueba la creación del Fondo Internacional de Emergencia para la infancia UNICEF.

En 1959, la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño, donde se reconocieron el derecho a la educación, a la salud, al juego, entre otros.

En 1973, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprueba la Convención 138, en la que se acuerda fijar la edad mínima para el desempeño de trabajos peligrosos para la salud, la seguridad o la moral de las personas en los 18 años.

El 20 de noviembre de 1989, la Asamblea General de la ONU aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño, la cual fue rápidamente ratificada por los Estados. La República de Chile promulgó en enero de 1990 su adhesión a la Convención. El 2 de septiembre de 1990 entra en vigor la Convención sobre los Derechos del Niño.

En el año 2000, la ONU aprueba dos Protocolos Facultativos sobre la Convención que impone medidas hacia los Estados Partes sobre la participación de niños/as en conflictos armados y sobre la venta, la explotación y el abuso sexual de niños/as.

EL tercer Protocolo Facultativo sobre procedimientos relativos a las comunicaciones se aprueba en 2011, permitiendo que el Comité de los Derechos del Niño pueda presentar denuncias de incumplimientos a los derechos del niño y de la niña y llevar a cabo investigaciones.

En 2015, Somalia y Sudán del Sur fueron los últimos países en ratificar la Convención, de esta manera la Convención ha sido ratificada por un total de 196 países. Hasta la fecha, solo Estados Unidos no ha ratificado el texto.

La inclusión y la no discriminación son valores fundamentales de Good Neighbors, por lo que abogamos por un lenguaje inclusivo. No obstante, en algunos casos se utiliza el nombre oficial de los tratados sobre los niños y niñas.

Cuáles son los Derechos del Niño y de la Niña

La Convención de los Derechos del Niño/a está compuesta por 54 artículos, los se agrupan en 4 principios fundamentales: La no discriminación; el interés superior del niño/a; derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo; participación y respeto por la opinión de niñas y niños. Los principales derechos que se desprenden de la Convención son:

Derecho a la vida

Derecho a la vida

La Convención reconoce el derecho intrínseco a la vida, es decir, que todas las niñas y todos los niños, por naturaleza, son poseedores de este derecho. Los Estados partes garantizarán en la máxima medida posible la supervivencia y el desarrollo del niño.

Derecho a la identidad

Derecho a la identidad

Niñas y niños tienen derecho a preservar su identidad, nacionalidad, nombre y relaciones familiares. En caso de ser privados de alguno de estos elementos, los Estados parte deben prestar asistencia y protección para restablecerlos.

Derecho a al libertad de expresión

Derecho a la libertad de expresión

Todas las niñas y niños tienen derecho a expresarse libremente y a buscar, recibir y difundir sus ideas sin fronteras, a través de los medios que elijan. El ejercicio de este derecho estará restringido solo si afecta los derechos o reputación de los demás; o a favor de la protección de la seguridad nacional, el orden público, proteger la salud o la moral pública.

Derecho al descanso y la recreación

Derecho al descanso y la recreación

Todas las niñas y niños tienen derecho al descanso, al juego y a realizar actividades recreativas propias de su edad y a participar en la vida cultural y de las artes. Los Estados parte propiciarán y promoverán la participación en estas actividades en condiciones de igualdad.

Derecho a la salud

Derecho a la salud

Los Estados parte reconocen el derecho de todas las niñas y niños a disfrutar el nivel más alto de salud y a servicios para el tratamiento de enfermedades y rehabilitación. Lo estados se esforzarán para que a ningún niño o niña sea privado de estos servicios sanitarios.

Derecho a la educación

Derecho a la educación

Los Estados parte de la CDN tienen el compromiso de aportar al desarrollo de sus aptitudes y capacidades al máximo de sus posibilidades. A recibir educación primaria gratuita y obligatoria.

Derecho a una vida de calidad

Derecho a una vida de calidad

Todas las niñas y niños deben lograr un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social. Los cuidadores del niño/a están a cargo de la responsabilidad de dar las condiciones necesarias para su desarrollo en la medida de sus posibilidades y los Estados proporcionarán asistencia material y programas de apoyo, particularmente con respecto a la nutrición, el vestuario y la vivienda, a fin de que este derecho sea garantizado.

Derecho a la protección frente abusos

Derecho a la protección frente abusos

Todas las niñas y niños tienen derecho a ser protegidos contra todas las formas de explotación y abusos sexuales. Los Estados parte tomarán las medidas necesarias para impedir estas vulneraciones.

Instituciones que protegen los Derechos de los Niños y Niñas

Defensoría de la Niñez

Es una corporación autónoma que nace con el objeto de difundir, promover y proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes.
La Defensoría trabaja para asegurar que la voz de los niños, niñas y adolescentes sea escuchada y valorada; y velar por el reconocimiento, respeto y restitución de sus derechos, ya sea por parte del Estado como por la sociedad en su conjunto.

Oficinas de Protección de Derechos (OPD)

Son una línea programática del SENAME creadas para prevenir y dar respuesta oportuna a situaciones de vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes a través de la articulación efectiva de actores presentes en el territorio como garantes de derechos, el fortalecimiento de las familias en el ejercicio de su rol parental, como de la participación sustantiva de las niñas, niños y adolescentes, familias y comunidad.

Fono Niños 147

Es un servicio telefónico gratuito y confidencial de Carabineros de Chile, creado como una instancia preventiva de orientación y apoyo especialmente dirigida a menores de edad que sean víctimas de amenazas o vulneración de sus derechos.

Actividades de los derechos del niño

Haz tu parte por los derechos de niñas y niños

El Equipo de Good Neighbors ha desarrollado material para la promoción y protección de sus derechos, especialmente en situaciones de emergencia.

Primera Infancia

Guía para cuidadores

Material educativo para acompañar a niñas y niños de 0 a 3 años que han enfrentado un episodio difícil e inesperado (incidente crítico) a través de la contención, el juego y los afectos.
Descargar guía

Escucha Mi Historia

Libro de actividades

Para niñas y niños de 4 a 12 años que han vivido una situación de crisis. Por medio del diálogo y la contención, buscamos conocer sus experiencias mediante distintas actividades y contribuir positivamente a su bienestar emocional.
Descargar guía

Juegos

Vídeos

El juego es una de las mejores formas de conectarnos con las niñas y niños de nuestro entorno. Hoy, niñas y niños pasan mayor tiempo en casa, destina un espacio del día para entregarles toda tu atención y realizar alguna de estas actividades juntos.
Ver vídeos

Descarga la Convención sobre los Derechos del Niño y de la Niña

y sus tres protocolos facultativos

Descarga

Completa el formulario y obtén una copia digital de la “Convención de los Derechos del Niño y de la Niña y sus tres protocolos facultativos”

Tus datos están protegidos. Good Neighbors Chile usará estos datos para enviarte información sobre esta y otras actividades con impacto. Puedes acceder, rectificar o suprimir los mismos si lo deseas. Consulta nuestra Política de Privacidad.

Los campos marcados con * son requeridos.

Preguntas Frecuentes sobre los Derechos del Niño

Revisa nuestras respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los Derechos del Niño y de la Niña.
¿Tienes más dudas? Envíanos un mensaje por medio del formulario de contacto

La Convención sobre los derechos del niño/a ha sido ratificada por 196 Estados Parte de la Convención. Ha sido uno de los tratados sobre derechos humanos que más rápidamente ha sido ratificado y a la que más países se han adherido. Uno de los Estados que aún no ha ratificado la Convención, pero que ha expresado su intención de hacerlo, es Estados Unidos.

No se establece una jerarquía de derechos en la Convención, no prevaleciendo un derecho sobre otro, sino que todos se encuentran en el mismo nivel para todas las niñas y niños. Sin embargo, la Convención sí recoge 4 principios fundamentales: la no discriminación; el interés superior del niño y de la niña; el derecho intrínseco a la vida y la obligación de los Estados Partes de asegurar al máximo posible su supervivencia y desarrollo; y el derecho del niño/a a expresar libremente sus opiniones sobre todas las cuestiones que le afectan y que sean importantes para el niño o niña.

La primera declaración sobre los derechos del niño data de 1920 aprobada por la Liga de las Naciones, la cual se disolvió en 1946. Ese mismo año, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue creada, organismo que hoy vela por el cumplimiento del derecho internacional, el mantenimiento de la paz internacional, la promoción y protección de los derechos humanos, entre otros. En 1959, la Asamblea de la ONU aprueba la declaración de los Derechos del Niño y en 1989 aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño, tratado internacional vinculante ratificado por 196 países.

La Asamblea General de la ONU al aprobar la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948 reconoce el derecho a las madres y niños/as a “cuidado y asistencias especiales”, así como “protección social”. En los años sucesivos, la ONU exhorta a los Estados a velar por los niños en las situaciones de vulnerabilidad por emergencias y conflictos. En 1989, tras 10 años de negociaciones, se aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño, que vincula a los Estados Partes a cumplir las normas de este tratado Internacional. 

Estos Derechos se crean para buscar el adecuado desarrollo de la infancia, la cooperación internacional en esta materia y que los derechos se apliquen de manera global.

Conocer los derechos de las niñas y niños nos sensibiliza y nos hace responsable de su cumplimiento. Es reconocer que son seres humanos y titulares de sus propios derechos, al igual que los adultos. Es prestar atención a sus derechos específicos adecuados a sus necesidades especiales.

La Convención Sobre los Derechos del Niño es un tratado internacional que existe para establecer las normas mínimas que aseguren la vida, el bienestar, la protección y la libertad de los niños y niñas. 

Para la efectividad de su cumplimiento, los derechos que no pueden ser cedidos en favor de otro/a, son de carácter universal, ya que aplica para todos los niños y niñas, son indivisibles, ya que no puede solo aplicarse unos derechos y otros no, y no hay un derecho que sea más importante que el otro.

Los Estados Partes que aceptaron las normas de la Convención deben convertir estas normas en una realidad para todas las niñas y niños en sus respectivos ordenamientos jurídicos de manera que no puedan contravenir o impedir el disfrute de estos derechos. Los gobiernos de manera periódica deben presentar informes sobre los progresos en el cumplimiento de todos los derechos.

La República de Chile promulga la Convención sobre los Derechos del Niño el 26 de enero de 1990. El tratado tiene efecto de Ley en el ordenamiento jurídico chileno. El presidente de la época, Patricio Aylwin Azocar, es quien aceptó la suscripción, previa aprobación del Congreso Nacional. La promulgación 

Los derechos deben ser gozados y garantizados. La Convención de los Derechos del Niño/a apela a los adultos como co-garantes de estos derechos, y desde esa posición los adultos pueden proteger los derechos del niño/a al respetarlos, pero también denunciando al órgano competente si se ha observado una vulneración de derechos.

Desde el Estado de Chile, junto con las normas creadas para permitir la aplicación de la Convención, siendo actualmente el Servicio Nacional de Menores (SENAME) quien está a cargo de generar la oferta programática para la restitución de derechos que hayan sufrido alguna vulneración.

Planificamos e implementamos programas que respetan los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes, basados en la protección constante de la dignidad humana, y cumpliendo fielmente la Convención de los derechos del Niño de las Naciones Unidas.

Good Neighbors crea su propia política de protección de la infancia  al ser el centro de la filosofía de la organización y representa el compromiso de no solo proteger los derechos de los niños(as) y adolescentes, sino que también construir un futuro sustentable con participación activa de los niños(as) y adolescentes. Good Neighbors desempeñará esta responsabilidad y obligación para los derechos de los niños(as) y adolescentes, como su principal prioridad, aplicando esta política fielmente tanto a nivel nacional como internacional.