Search
Close this search box.

Empatía en el lugar del otro

Niñas y niños pueden aprender a ser más empáticos/as reconociendo y entendiendo sus emociones.

Si bien la pandemia fue un impulsor de cambios para mostrar más interés por la humanidad, aún falta mucho para lograr una EMPATÍA auténtica, en donde se reconozcan los sentimientos, pensamientos, comportamientos y en general las necesidades de los demás; de hecho, es un término que se ha estudiado a través de la historia, en donde diferentes autores plasman su postura acerca de este término desde lo neuropsicológico, diferencial y social. 

Sin embargo; nos vamos a centrar en la visión integradora de Davis (1980), quien afirma que en la empatía se establecen diferentes componentes relacionados entre sí, como la dimensión cognitiva que implica imaginar que piensa el otro y la dimensión afectiva que involucra especialmente a las emociones.

En este sentido, se trata de considerar a la otra persona como un ser importante, con sus cualidades, defectos, limitaciones e intereses; significa, no solo sentir el dolor del otro si no, participar de su vida de una manera significativa y así construir relaciones más fuertes y legítimas.

Este artículo fue compartido por Saluta.org, un centro de salud digital, especializado en salud mental donde promueven, previenen y tratan la salud mental de las personas de forma integral, usando tecnología, como es la telemedicina.

Dato curioso

En el ámbito clínico se pueden observar algunas características principales de Apatía, como por ejemplo en las personas que padecen de Asperger, en donde se caracteriza la incapacidad para interactuar con los demás; en los trastornos de personalidad específicamente en el trastorno de personalidad esquizoide, en donde se suele encontrar el aislamiento social y la empatía deficiente. Ademas, en la esquizofrenia relacionada con las alteraciones de las funciones ejecutivas y en las habilidades sociales.

De este modo, la evaluación oportuna juega un papel fundamental para lograr identificar los signos y síntomas de un posible trastorno mental y así conseguir la mejora del sujeto a través de un adecuado proceso terapéutico.

PERO ¿DE DÓNDE VIENE LA EMPATIA?

Se suele pensar que la empatía viene desde el nacimiento, no obstante, ésta se desarrolla desde la infancia y en la manera en cómo fuimos criados, es decir; esta habilidad se puede aprender a través de un buen entrenamiento de vida.

¿Y TIENE VENTAJAS SER EMPATICOS?

Por supuesto, al ser empático con los demás, serás capaz de:

  1. Tener un círculo social más amplio y duradero.
  2. Podrás ser más contundente, así los demás confiaran en ti.
  3. Te podrás comunicar mejor con los demás, hablaran de muchas cosas en común.
  4. Te convertirás en el líder al comprender los deseos y necesidades de otros.
  5. Serás el impulsor de mejorar el entorno en el que te encuentras.

 Como te puedes dar cuenta son múltiples los beneficios que obtendrás al vincular la anterior información a tu vida y así actuar de manera eficaz ante la sociedad.

¿CÓMO MEJORAMOS NUESTRA EMPATIA?

A continuación, te dejamos algunas características la potenciaran:

  • Elimina los prejuicios y estereotipos que implanta la sociedad.
  • Reconoce y entiende tus emociones para comprender las de los demás.
  • Muestra interés por los acontecimientos del otro, cultiva tu curiosidad.
  • Reconoce las habilidades y cualidades de los demás.
  • Aprende a escuchar, es importante la opinión de los demás.

Sin embargo, aún falta mucho para concientizar a las personas sobre la importancia de tener una alta sensibilidad y bondad, con el fin de alcanzar objetivos comunes. Desde Good Neighbors y Saluta, te invitamos a desarrollar tu empatía y con la mayor destreza comprender los sentimientos, circunstancias y necesidades de las demás personas, aplicando actividades como el descargable “Conociendo mis emociones

Este artículo fue publicado originalmente en Saluta.org y escrito por Angélica Varón, especialista en psicología clínica y desarrollo infantil de Saluta.

Las redes de GN Chile

Las redes de Saluta.org

Referencias:

Fernández, I., López, B., & Márquez, M. (2008). Empatía: Medidas, teorías y aplicaciones en revisión. Anales de Psicología, 24(2), 284-298.

Rivero, M. (2019). Empatía, el arte de entender a los demás Universidad Mayor de San Simón – DICYT