Search
Close this search box.

PAES: Desafíos y compromisos para la educación en Chile

Los resultados de la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES) en Chile, evidencian las desigualdades en el acceso y calidad educativa. Además de la necesidad de un esfuerzo colectivo para construir una sociedad más justa, centrada en la educación y el compromiso con la paz social.

Sergio Laurenti
Director Ejecutivo Good Neighbors Chile

El anuncio de los resultados de la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES) evoca una amalgama de emociones familiares. Por un lado, se celebra la alegría de aquellos cuyos logros académicos les abren las puertas a más oportunidades educativas en el futuro. Por otro lado, se experimenta la dolorosa sensación de que la educación pública no avanza ni produce resultados significativos. Notablemente, el 60% de las instituciones que figuran en los mejores 100 puntajes pertenecen a la Región Metropolitana, y solo tres de estos colegios no son privados y pagados. Más allá de los datos, es fundamental recordar que estamos hablando de jóvenes, de familias esforzadas, de motivación, oportunidades y perspectivas de futuro. En definitiva, estamos hablando del acceso a un derecho humano. 

Aunque la prueba no se concibió para medir la calidad de la educación, resulta inevitable y lamentable concluir, al revisar los resultados, que la educación pública, destinada a los sectores menos favorecidos, está en una desventaja abismal. Esta desigualdad en el acceso amplía la brecha social que aún persiste como una mancha notoria en la realidad chilena, a pesar de los reconocidos logros en otros ámbitos.

Chile enfrenta un desafiante déficit educativo, con millones de personas que no han completado su educación media y una proporción considerable de estudiantes que llegan a este nivel sin comprender plenamente lo que leen. En este contexto, también hay cientos de colegios que experimentan elevados índices de vulnerabilidad escolar. 

Las responsabilidades son múltiples, pero la voluntad es construir. En Good Neighbors Chile, sostenemos que la construcción de una sociedad y un país más justos es un esfuerzo colectivo en el que todos debemos participar. Empezando por dar a la educación, a las instituciones educativas y a la profesión docente la centralidad, importancia y el apoyo político, social y financiero que deben tener en el mundo de hoy. Entendiendo y haciéndonos cargo de la importancia del apoyo y responsabilidades de la familia en la educación de niñas, niños y jóvenes. Alentando y apoyando a las organizaciones y personas que llevan adelante iniciativas para mejorar la calidad y el acceso a la educación.  

En un momento en el que el mundo, incluido Chile, enfrenta una oleada de conflictos violentos y un aumento alarmante de la discriminación, el racismo, la xenofobia y la incitación al odio, el compromiso activo con la paz social es más urgente que nunca. La educación desempeña un papel fundamental en este empeño. Desde nuestra posición, contribuimos para que la educación sea transformadora y para proporcionar a niñas, niños y adolescentes los conocimientos, valores, actitudes, competencias y comportamientos necesarios para convertirse en agentes de paz en sus comunidades. 

Te puede interesar

¿Qué es la Desigualdad Educativa?

La desigualdad educativa surge de disparidades en oportunidades formativas, impactando futuras condiciones de vida. La educación es un derecho, pero no todos tienen igual acceso o calidad.

¿Qué hacemos por la educación?

En Good Neighbors promovemos una educación igualitaria y de calidad para niñas, niños y adolescentes que asisten a colegios con altos índices de vulnerabilidad.