Preocupa la falta de protección de escuelas en Valparaíso

La ONG Good Neighbors Chile ha pedido a las autoridades con responsabilidad en la comuna de Valparaíso que redoblen los esfuerzos para el control delictual y protección de las personas.

Esto responde a los numerosos hechos de delincuencia en el sector denominado “zona roja” de Valparaíso, donde las comunidades educativas de las escuelas Naciones Unidas y Montedónico, y los Jardines Infantiles Tortuguitas y Pequeños Pasos han sufrido consecuencias graves por el intercambio de balas, generados por actos delincuenciales.

El domingo 31 de octubre, cuando una madre de familia y su pequeña hija llegaban a su domicilio quedaron al medio de un tiroteo alcanzando a una niña de 9 años, alumna de la Escuela Naciones Unidas, que se mantiene hospitalizada en riesgo vital.

El director ejecutivo de Good Neighbors Chile Sergio Laurenti, junto con ofrecer ayuda a la familia por intermedio de la directora del establecimiento, comentó: “La noticia de una niña alumna de ese establecimiento que fuera baleada en un acto irresponsable por parte de delincuentes nos horroriza y conmueve, sobre todo cuando desde la escuela y nuestra organización tratamos todos los días de contribuir a mejorar las condiciones sociales del entorno. […] Ante situaciones, que angustian y desaniman tanto queremos expresarle a la comunidad educativa nuestro apoyo y la mayor buena voluntad para que puedan continuar realizando su cometido con la misma dedicación y amor de siempre, pero con mayores garantías de seguridad y protección”.

En otros sectores de la zona, las escuelas han recibido impactos que atravesaron las paredes, poniendo en peligro a estudiantes y docentes. La organización ha escrito a las autoridades correspondiente pidiendo mayor proactividad y acciones concretas para asegurar una protección efectiva con carácter urgente y haciendo presente la responsabilidad y obligación de las instituciones del Estado que deben garantizar el pleno goce de los derechos humanos, especialmente de los derechos de niñas y niños. También continúa solicitando apoyos de personas y empresas para contribuir de manera práctica a mejorar las condiciones de protección de las escuelas.

La misión de Good Neighbors Chile es empoderar a las personas, especialmente niñas, niños y adolescentes, en sus comunidades, creando oportunidades de desarrollo sostenible, de educación, solidaridad y promoción de los derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *