quiénes somos

Visión y Misión

La visión de Good Neighbors es hacer del mundo un lugar donde nadie sufra de hambre y todas las personas vivan en armonía. Good Neighbors respeta los derechos humanos de todas las personas, especialmente de quienes sufren pobreza, desastres y opresión, y procura apoyarlas para que logren la autosuficiencia y construyan su vida con esperanza.

La misión Good Neighbors es respetar la dignidad de todos los seres humanos; luchar por el restablecimiento de las virtudes éticas de la humanidad y contribuir a la construcción de una comunidad mundial donde todos los pueblos puedan vivir juntos en armonía, con la alegría de compartir lo que queremos con los demás.

Nuestros Valores

Trabajar en cualquier lugar donde hay necesidades, sin distinción de origen étnico, religión, ideología y más allá de cualquier limitación geográfica.

Promover la autosuficiencia y el desarrollo sustentable de las personas, las familias y sus comunidades.

Priorizar la promoción de los derechos de niñas, niños y adolescentes (NNA).

Cultivar una ciudadanía global que promueva el respeto entre las personas y su vida en armonía.

Movilizar y organizar a personas voluntarias para que participen en el desarrollo de sus comunidades.

Cooperar y construir redes con otras organizaciones locales que comparten objetivos de desarrollo comunitario.

Rendir cuentas de manera transparente e informar sobre las actividades y situación financiera de forma profesional.

Promover la participación de todas las personas en nuestro trabajo, uniéndose como socios/as, patrocinantes y/o donantes

Cómo trabajamos

Good Neighbors implementa proyectos basados en tres premisas que promueven la proteción de los derechos de las niñas y niños, fortalecen las alianzas e inciden y protegen los derechos de las personas, especialmente de las más vulnerables, de manera respetuosa y efectiva.

Convención de los Derechos del niño

Planificamos e implementamos programas que respetan los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes, basados en la protección constante de la dignidad humana, y cumpliendo fielmente la Convención de los derechos del Niño de las Naciones Unidas.

Trabajo en red

Promovemos nuestros proyectos comunitarios y el trabajo en red movilizando los recursos humanos y materiales de las comunidades, animándolas a involucrarse activamente como grupos organizados, personas voluntarias, alianzas y comités comunitarios.

Incidencia

Llevamos a cabo actividades de incidencia, campañas, relaciones gubernamentales y eventos, para promover valores y crear conciencia en los gobiernos y el público en general, como parte de la promoción de los derechos humanos y la educación para la ciudadanía global.

Nuestra historia

Good Neighbors International es una organización humanitaria, no gubernamental y sin fines de lucro, fundada en Corea del Sur en 1991. Actualmente, Good Neighbors está presente y desarrolla proyectos en más de 39 países. Tiene sus sedes centrales en Seúl y Los Ángeles.

En el trabajo diario, nos concentramos en proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes y en promover el desarrollo comunitario.

El respeto y promoción de los derechos humanos es primordial para la misión de Good Neighbors. Organizamos nuestro trabajo en seis líneas de acción: Educación, Salud, Promoción y protección de los Derechos Humanos de niñas, niños y adolescentes, Agua y Saneamiento, Generación de ingresos y entrega de ayuda humanitaria.

Estas líneas de trabajo se traducen en promoción del desarrollo, especialmente de las personas, familias, grupos y comunidades que viven en condiciones de pobreza, marginalidad y/o exclusión. Priorizamos el acceso a la educación, la cultura, la capacitación, el trabajo, la salud, la vivienda; la protección del medio ambiente; la creación de microempresas, de pequeña producción y consumo popular; la promoción y defensa de los derechos humanos; y actividades deportivas y recreativas, en contextos urbanos y rurales.

Good Neighbors en Chile

Llegamos a Chile en respuesta a las emergencias producidas por el terremoto y tsunami de febrero 2010. En aquella ocasión, un grupo de voluntarios/as de Good Neighbors International arribó para distribuir ayuda humanitaria a personas y comunidades vulnerables. En 2011, nos establecimos como una corporación de derecho privado, autorizada por el Ministerio de Justicia.

Buscando lograr un cambio duradero y sostenido en el tiempo, seguimos acompañando a las personas y sus comunidades en la creación de un nuevo futuro para sí mismas.

La oficina central de Good Neighbors Chile está en Santiago; y trabajamos en Pudahuel, Valparaíso, El Carmen y Hualañe.